Quizás él fue conocido como el beatle más callado, pero al momento de conectar su guitarra, su voz era reemplazada por la magia de su guitarra. En esta ocasión tendremos un recorrido por sus instrumentos preferidos a lo largo de su carrera con The Beatles y como solista.

Uno de los instrumentos claves en el ‘arsenal’ de Harrison era ‘Lucy’, una guitarra de cuerpo sólido, familiar de la famosa ‘Lucille’ de B.B. King. ‘Lucy’ es una de las Gibson Les Paul Standars más famosas y aunque su fecha de nacimiento es en 1957, esta guitarra fue originalmente una Les Paul Gold Top.

Eric Clapton le obsequió esta guitarra a Harrison en agosto de 1968 y Harrison decidió bautizar la guitarra de color rojo como ‘Lucy’ inspirado en el popular personaje de Lucille Ball que causaba sensación en la televisión mundial. Este elegante instrumento tuvo su debut en el estudio durante la grabación del ‘White Album’ y su primer uso fue para la canción ‘Guilty’, que a la postre no se incluyó en el disco. Poco tiempo después la ‘Lucy’ de Harrison realizó su debut en televisión en una promoción para ‘Revolution’, que fue estrenada en Estados Unidos durante la hora de comedia de ‘The Smothers Brothers Comedy Hour’.




‘Lucy’ es quizás la guitarra Gibson más famosa que Harrison utilizó pero no es la única. A medida que Harrison crecía musicalmente, crecía también su interés por explorar sonidos e instrumentos, con la idea de encontrar más feedback, más control de tono y todas esas características las encontró en las guitarras Gibson. En los discos ‘Please Please Me’ y ‘White Album’, Harrison utilizó una Gibson J-160E para sus cortes acústicos. Tanto Harrison y John Lennon adquirieron sus J160Es en 1962 antes de entrar al estudio para la grabación de ‘Please Please Me’ y curiosamente su manager Brian Epstein tuvo que firmar y ser garantía para que George y John pudieran comprar a crédito las esas guitarras en una tienda musical de Liverpool. La J-160ES tiene una gran participación en ‘Love Me Do’. Luego de que la J-160E de Lennon fuera robada a final de 1963, él solía utilizar la de Harrison y se le ve usándola en la película de los Beatles ‘A Hard Day’s Night’, mientras encontraba el reemplazo a su guitarra perdida.

Por su parte Harrison la siguió utilizando en ‘Beatles For Sale’, ‘Help!’, ‘Rubber Soul’, ‘Revolver’, ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’, ‘Magical Mystery Tour’, ‘White Album’ y ‘Yellow Submarine’. Si esas guitarras pudieran hablar…

You have an old version of Adobe's Flash Player. Get the latest Flash player.


Tal como lo dijimos, el recorrido de ‘Lucy’ y Harrison comenzó con el ‘White Album’ y también se le puede oír en el emotivo solo de “While My Guitar Gently Weeps” en las manos de Eric Clapton, que grabó la guitarra líder en este clásico. Harrison no estaba seguro sobre su liderazgo en la guitarra para esta canción y sabía que necesitaba algo genial para este tema de su autoría. Y la brillantez llegó con el estilo particular de Clapton.

De regreso a las manos de su dueño, ‘Lucy’ también apareció en ‘Let It Be’ y ‘Abbey Road’ y se siente claramente en la mitad del solo al final de ‘The End’. Harrison llevó esta guitarra cuando se unió a Clapton en la gira con Delaney & Bonnie en 1969.

Antes de llegar a las manos de Eric Clapton, ‘Lucy’ ya tenía en si una historia particular. Los detalles no son muy claros, pero al parecer la guitarra fue comprada nueva por John Sebastian de la banda Lovin Spoonful y luego fue vendida a Rick Derringer que era parte de McCoys y estaba a cerca de cinco años de vincularse al grupo de Johnny Winter, un reconocido amante de la Gibson Firebird. Derringer fue quien modificó la guitarra de su original gold en la fábrica de Gibson en Kalamazoo (Michigan) y tras esas modificaciones no le agradaron y la cambió por una Gibson Les Paul Sunburst en una tienda de instrumentos en Manhattan, donde Clapton la encontró posteriormente.

En 1970 ‘Lucy’ fue robada de la casa de George en Beverly Hills y terminó colgada en los muros de Guitar Center en Hollywood. Luego fue comprada y llevada a México y eventualmente regresó a las manos de Harrison luego de varias negociaciones y el intercambio de una Les Paul Sunburst 58’ y un bajo. La guitarra permaneció en poder de Harrison por el resto de su vida.

Otra guitarra importante en la carrera de Harrison fue la Gibson SG Standard 1964 que utilizó en el ‘White Album’, ‘Revolver’, ‘Rubber Soul’ y muchas más grabaciones. También aparece en los videos de “Paperback Writer”, “Rain” y “Lady Madonna.” También usó su SG para grabar “Hey Bulldog” en ‘Yellow Submarine’.



Para ‘Help!’ y ‘Rubber Soul’ Harrison tuvo la ayuda de una Gibson ES-345. Poco se conoce sobre este instrumento. Se dice que fue un regalo para George por parte de Justin Hayward de los Moody que recibió en 1965, pero existen fotos de Harrison utilizando esa guitarra antes de ese año. Otra guitarra básica para Harrison fue la Gibson J-200 acústica que utilizó a partir de 1968 y que usó en la grabación de los cortes “While My Guitar Gently Weeps” del ‘White Album’, que hizo con Clapton. También se escucha en los temas “Long, Long, Long” y “Piggies”, canciones que fueron compuestas por George Harrison. También es parte fundamental de la composición de las canciones que posteriormente hicieron parte de ‘All Things Must Pass’, el genial trabajo como solista de Harrison.

La historia de las Epiphone Casino que él y Lennon utilizaron han sido bien documentadas y su fascinación surgió luego de que ambos probaran la que tenía Paul McCartney en la grabación de ‘Rubber Soul’. En 1965 Lennon y Harrison adquirieron sus famosas guitarras que posteriormente serian las más utilizadas en la grabación de ‘Sgt. Pepper’. Para el ‘White Album’ las dos guitarras fueron trabajadas para llegar a su acabado natural, pues se pensaba que esto mejoraría las calidades tonales. De hecho la guitarra de Lennon tiene un sonido más crudo mientras que la de Harrison mantuvo su sonido limpio y original.